El día que conocí a Frida

¿Sabías que nunca me he visto mi cara? ¿Sabías que tú tampoco?
He visto el reflejo de mi cara en un espejo o una fotografía pero mi cara nunca la he visto. Creo que Frida se dio cuenta de eso o se llegó a ver después de su accidente,ver su cara en toda su arte, siempre me llamó la atención. Yo traté de hacer algo distinto, pintar solo las piernas y los zapatos de la gente, pero al final no pude. Terminé pintando a Frida por todos lados, incluso en mis zapatos. Creo que estaría feliz porque ella tenía que tapar sus zapatos con faldas largas.

“En realidad no sé si mis cuadros son surrealistas o no, pero sí sé que representan la expresión más franca de mi misma.” F.K.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *